lunes, 4 de noviembre de 2013

Olvido

Olvido.
De vez en cuando traes
algunas huellas soterradas
que remacharon en metal
amargas como aceite
agazapadas
en tiempos y sal,
son esas
que el viento devuelve
y se condensan
en gotas de llorar.
Te erosionan las entrañas
vacían tu vacío sideral,
son como nogalas castellanas
unas aisladas
en estos campos
llanos de mar
y cuando llegan
te dejan el alma así...
(como suspendida)
en un hilo de sedal.
¿Porqué hay ruedas que siguen rodando
y no se puede parar?
cuando llegan sólo queda
navegar y esperar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario