viernes, 24 de octubre de 2014

Indefinidos

Camino distraído de noche
mientras los olivos danzan cansados
un rumor de ladridos de perros
quizá indefinidos o neutros
y otro día que muero.

Pausan las lucecillas amarillas
y el cielo que se va como curvando
entre esencias anisadas de hinojo
huella de pasos sin tiempo
y otro día que voy muriendo.

Voy,  vengo, y me vuelvo a ir
por lo tesos, los ríos y los llanos
cuando brotan sombras a la deriva
retorno a aquellos tres almendros
y otro día… 



No hay comentarios:

Publicar un comentario